HUERTOMANIAS

Un espacio creado a pulso en pos de la autonomía de personas con problemas de salud mental

ESCUCHA EL PROMO HUERTOMANÍAS

DESCARGA EL PROMO HUERTOMANÍAS

ESCUCHA EL PROGRAMA COMPLETO

DESCARGA EL PROGRAMA COMPLETO

Huertomanías surge como idea en el 2014, en una asamblea de usuarios, familiares y profesionales de salud mental en un Servicio de Salud Mental Comunitaria al norte de Quito.

En este contexto se evidencia la falta de autonomía como la mayor preocupación de las personas con problemas de salud mental, tomando en cuenta que en la mayoría de los casos dependen económicamente de sus familiares.

Se evaluaron diferentes opciones y revisando documentos legales que podrían apoyar en el proceso, se evidenció que existen pocos recursos que ayuden a facilitar dicha autonomía.

No quedó otra que poner el hombro y construir una solución. No querían dar pena, querían generar autonomía y, bajo la figura de microempresa, la asamblea propuso un huerto urbano.

De esta manera, Huertomanías funciona desde el 2015 en un terreno ubicado en Nayón. Con mucho esfuerzo y constancia de los socios, un proceso de aprendizaje constante y empoderamiento y el apoyo técnico e insumos de la empresa municipal CONQUITO-AGRUPAR, el huerto va tomando forma.

Se organizan como una cooperativa de trabajo, donde todos los participantes son socios y, por lo tanto, cualquier ganancia o pérdida es dividida entre todos. Así mismo, todas las decisiones se plantean en una asamblea, donde todos los socios tienen voz y voto. “Saberse responsables, aprender a hacer uso de la voz y el voto, les facilita  poder tomar decisiones en su vida y poder empoderarse frente a su condición. Es parte importantísima en la búsqueda y construcción de autonomía” –dice Aimée DuBois, Directora de Huertomanías.

“Estas herramientas se van puliendo y cada vez vemos cómo los socios defienden sus puntos de vista, ¡tienen puntos de vista! Se involucran de corazón, porque trabajar en un huerto no es cosa fácil. El sol, el agotamiento físico es duro, y aún así dicen: está es nuestra empresa, toca seguir trabajando; algo que antes no veíamos, porque muchos estaban acostumbrados a que alguien siempre les diga qué hacer o que no se espere nada de ellos”, enfatiza DuBois.

Actualmente y hasta el 16 de septiembre, se encuentran en una campaña de crowdunding para lograr implementar una cocina, un invernadero y el sistema de riego. En este link https://catapultados.com/proyecto/huertomanias/  se puede obtener más información sobre esta iniciativa que busca el apoyo de la comunidad a cambio de unas interesantes y divertidísimas recompensas.

El crowdfunding como mecanismo de financiamiento genera una fuerte exposición en redes sociales y llama a la gente a conectarse con lo diferente, que es otro objetivo de esta empresa que además busca romper los estigmas frente a la locura. “Quisimos hacer la campaña lo más chistosa y relajada posible, como para que las personas no se tomen tan en serio, ni con pena, los temas relacionados a problemas de salud mental. Así también no se despiertan susceptibilidades y peleas que no queremos abordar, si no que se puede discutir un tema serio de una manera lúdica y pacífica”, concluye DuBois.

Se puede ver la campaña en contra de los mitos de los problemas de la salud mental en el siguiente link: https://www.facebook.com/huertomanias/videos/453609881671943/

Huertomanías es un espacio para motivar el alcance de la autonomía de personas que han tenido dificultades para ser insertadas en el mercado laboral por causa de estigmas relacionados con la salud mental y el sufrimiento psíquico. Es un huerto urbano, donde se promueve el trabajo y la generación de ingresos, en un marco de respeto de la subjetividad y un modelo de producción que desafía los modelos típicos en nuestra sociedad. Ofrece productos orgánicos —frescos y elaborados artesanalmente— de calidad.